Portal del Editor
Conacyt

Carácter Científico

Toda revista científica funciona bajo el supuesto de constituirse en un medio de comunicación hecho por y dirigido a expertos de una disciplina. Y si bien las revistas científicas con mayor tradición siguen procesos estandarizados de producción editorial, es posible encontrar algunas cuya periodicidad es errática, que no recurren a ningún sistema de arbitraje y que no han logrado constituirse en un canal de comunicación sólido al interior alguna comunidad académica y, sin embargo, no por eso dejan de ser consideradas revistas académicas.

En razón de ello, la mayoría de las agencias encargadas de dictar lineamientos científicos han optado por reconocer como revista académica “de calidad” a aquellas que logran acreditar favorablemente procesos de evaluación. Las instancias responsables de esta labor son, por lo general, bases de datos que –con propósitos documentales y de recuperación bibliográfica– definen criterios de selección de publicaciones periódicas.

La admisión en prácticamente cualquier base de datos contempla dentro de los parámetros prioritarios de evaluación los siguientes criterios:

  1. Constitución formal
  2. Periodicidad puntual e ininterrumpida, lo que equivale a que los fascículos tienen que ser editados al inicio del periodo expresado en la política editorial de la revista.
  3. Objetivo y cobertura temática: dentro de la política editorial la revista debe de definir claramente al área de conocimiento y campo disciplinar a la que se adscribe.
  4. Declaración expresa de que su contenido cuenta con un proceso de revisión por pares (peer review) ciego o abierto.
  5. Contenido científico

A pesar de que las revistas pueden publicar diferentes tipos de contribuciones, para que a estos medios editoriales se les pueda considerar sólidos, el contenido publicado en cada fascículo debe de contar con resultados de investigación original en, al menos, 75% del total de su contenido.

Dentro de los criterios de indización de diferentes bases de datos éste es un punto fundamental para que las revistas sean certificadas. Por ejemplo, SciELO y Redalyc piden al menos 75% de contenido científico por fascículo, mientras que el Cátalogo Latindex considera que debe de contar con, al menos, 40% de contenido científico.

¿Cómo calcular el contenido científico del fascículo de la revista?

Contenido

Es importante destacar que para este cálculo se consideran cantidad de colaboración (artículos) y no cantidad de páginas o de caracteres. Esto es así porque existen diferentes tradiciones y prácticas según disciplina, por ejemplo, mientras las revisats de ciencias sociales publican artículos de entre 20 y 30 páginas, las revistas de ciencias publican colaboraciones de entre 3 o 7 páginas.

En este punto es preciso destacar que la redacción del informe constituye tan solo un pequeño fragmento del largo proceso de investigación o, dicho en otras palabras, investigar no es sólo redactar un informe final.