Portal del Editor
Conacyt

Políticas de Acceso Abierto

¿Qué es el Acceso Abierto?

El Acceso Abierto (Open Access) es un movimiento internacional, que conlleva una propuesta filosófica y política en la cual se considera que debe existir libre acceso a la producción científica sin restricciones económicas o legales.

Este movimiento postula la idea de que cualquier individuo que lo desee, en cualquier lugar del mundo, debe poder tener acceso a los resultados de investigación científica, que fueron financiados con fondos públicos, de forma gratuita y sin las prohibiciones del llamado copyright.

Peter Suber (2006), ha definido al Acceso Abierto como el movimiento que pugna por el libre acceso a los recursos digitales derivados de la producción científica académica, sin barreras económicas o restricciones derivadas del copyright; más allá de las limitaciones tecnológicas o de conexión a la red de cada usuario.

El Acceso Abierto es una posición política respecto a las  formas de distribución y comercialización del conocimiento científico y ha sido considerado una reacción a los abusos de las empresas editoriales, como el desproporcionado incremento en los precios de las revistas científicas a partir de las últimas dos décadas del siglo pasado, el control excesivo de los derechos de copyright sobre los trabajos publicados y las desmedidas imposiciones de las editoriales en las políticas de acceso y distribución.

Lo que comenzó, como respuesta a una crisis de las revistas científicas se transformó en un movimiento que exigía acceso gratuito y sin barreras al conocimiento científico. Las iniciativas de  Acceso Abierto se afinzaron en tres declaraciones en un periodo de dos años:

  1. Declaración de Budapest (Febrero 2002). Se definió por primera vez al Acceso Abierto como el libre acceso a través de Internet a la literatura científica, respetando las leyes de copyright existentes, y estableció las dos estrategias para conseguir el acceso abierto: la vía verde (el depósito de los documentos en repositorios) y la vía dorada (la publicación en revistas de acceso abierto).
  2. Declaración de Bethesda (Junio, 2003). Pone énfasis en el archivo inmediato para facilitar el Acceso Abierto.
  3. Declaración de Berlín (Octubre, 2003). Ahonda en las grandes ventajas que brinda el internet en la difusión y diseminación del conocimiento y ratifica los términos de las dos declaraciones anteriores.

El Acceso Abierto se enmarca en lo que hoy se conoce como “cultura libre” y “bienes comunes” y no se enfoca solo a los artículos científicos, sino también a los de divulgación, libros, datos, códigos de programación, etcétera.

El contexto general en el que se integra este movimiento es el denominado “conocimiento libre”, que incluye también el software libre, o la cultura libre en general (wikipedia, música, etc.), siendo el acceso abierto a la ciencia la parte que se ocupa de los contenidos científicos. Es un movimiento que reclama la construcción de un dominio público para la ciencia y la cultura, que permita la difusión y reutilización del conocimiento y, por extensión, un rápido progreso científico y cultural. (Abadal, 2012: 8)

Con la creación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, se generaron las condiciones necesarias para reestructurar el acceso a la literatura científica mediante el uso de recursos tecnológicos de comunicación. El Acceso Abierto y el internet van de la mano.

Las sinergias generadas por internet (“una nueva tecnología”) y la digitalización de contenidos cuando convergen con el sistema de la comunicación científica han sido fundamentales para propiciar la irrupción del acceso abierto. Sin las posibilidades de digitalizar los contenidos y difundirlos de forma inmediata y a bajo coste por la red, no se hubiera podido pensar en facilitar acceso libre y gratuito a la ciencia. La edición digital y el desarrollo de la web, por tanto, han posibilitado la aplicación y extensión del modelo. (Abadal, 2012: 10)

El uso generalizado de internet y de las tecnologías de la información y la comunicación modificaron también el proceso de comunicación científica al permitir el control al autor, editor, revista e institución, de tener los procesos de diseminación de su producción científica.

Dentro de las ventajas del Acceso Abierto que enumera Abadal (2012a), se encuentran:

  • Supone una mejora notable del funcionamiento de la comunicación científica (incrementa el uso e impacto de los contenidos, se mejora la calidad de la investigación y se pueden reducir notablemente los costos).
  • Facilita una transferencia directa de conocimiento al entorno económico y social y también se disuelven las barreras económicas.
  • Posibilita la reutilización de la información y de los datos porque sólo se ceden algunos derechos de explotación con lo cual pueden crearse productos y servicios derivados del original sin socavar los derechos patrimoniales del autor.

Revistas de Acceso Abierto

Son consideradas revistas de acceso abierto, aquellas publicaciones periódicas que ofrecen libre acceso al texto completo de sus contenidos; revistas científicas con revisión por pares (peer-review) cuyos contenidos están accesibles sin necesidad de compra o suscripción.

Sin embargo, el acceso abierto en revistas científicas no sólo se refiere a la gratuidad, sino también a la posibilidad de descargar, copiar, imprimir, distribuir, etc., los textos completos –e incluso los metadatos– de los artículos. Según Melero y Abad (2008) se pueden identificar cuatro modelos de revistas de acceso abierto, de acuerdo al copyright y al modelo económico de cada una:

  1. Publicaciones OA (Open Access) gratuitas para lectores y autores. Cuentan con acceso gratuito a los contenidos pero también permiten la reutilización y redifusión de los contenidos. Los costos de la publicación son asumidos por la institución editora, este modelo privilegia la difusión de contenidos por encima del beneficio económico.
  2. Revistas OA de pago por publicación. Mantienen la condición de gratuitas y libres para los lectores pero no para los autores. En este caso, no existe ninguna financiación institucional, los costos editoriales recaen en el autor, quien paga el procesamiento y la publicación de sus originales. Pero no es que el autor pague directamente de su bolsillo sino que utiliza los recursos procedentes de los proyectos de investigación que contemplan recursos específicos para la publicación. Otras veces, estas tasas de publicación, también conocidas como APC (article processing charge), son asumidas directamente por la institución del autor.
  3. Revistas de pago por suscripción con opción OA. Modelos híbridos. Similar al modelo anterior donde el autor paga pero con la diferencia de que se trata de artículos incluidos en revistas comerciales, es decir, el autor tiene la opción de publicar su artículo en acceso abierto en una revista que regularmente cobra por el acceso a sus artículos, siempre y cuando se pague un importe.
  4. Revistas basadas en el modelo de suscripción que facilitan acceso a su versión digital con o sin periodo de embargo. Revistas comerciales, que cobran una suscripción, pero que ofrecen acceso gratuito a sus contenidos con un periodo de embargo, es decir, no de forma inmediata. Después de cierto periodo, que regularmente puede ser de seis meses a dos años, la revista pone los artículos libres y gratuitos a disposición de los usuarios.

¿Qué tan abierta es una revista?

Como ya se mencionó, el Acceso Abierto en las publicaciones científicas, va más allá de la gratuidad para los lectores, incluso más allá del modelo económico al que éstas recurren. Según SPARC (Scholarly Publishing and Academic Resources Coalition) y PLOS (Public Library of Science) y OASPA (Open Access Scholarly Publishers Association), algunos factores que determinan los niveles de apertura de las revistas son:

  • Accesibilidad.
  • Reutilización.
  • Copyright.
  • Contabilización.
  • Legibilidad automatizada.

Las instancias editoras tienen distintas políticas respecto a cada uno de estos puntos, algunas de las cuales son más abiertas que otras. En general, en la medida en que las publicaciones adopten políticas que permitan el acceso y la reutilización inmediatos, y reduzcan las restricciones a lo mínimo, más abierta serán.

En este sentido SPARC, PLOS y OASPA desarrollaron una guía para conocer los niveles de apertura de una revista de acceso abierto, la cual puede ser consultada aquí https://www.plos.org/open-access/howopenisit/ en su versión en inglés y puede descargarse aquí en su versión en español: https://www.plos.org/wp-content/uploads/2014/10/PLOS-HOII-leaflet_Spanish-V2-1.pdf

 

¿Qué tan abierta es una revista?

(“How Open Is It?”)

Abierta

Cada revista, sea de acceso abierto o no, debe establecer las políticas necesarias con respecto a los siguientes puntos: Derechos de los lectores, derechos de reutilización, copyrights, derechos de publicación del autor, publicación automática y legibilidad en máquinas.  Además, la revista debe vigilar y ser congruente con los derechos que pide al autor, los derechos que otorga al usuario y el uso de datos personales.

 

Fuentes consultadas

Abadal, Ernest (2012). Acceso abierto a la ciencia. Barcelona: Editorial UOC.

(Colección El profesional de la información).

Abadal, Ernest (2012a). “Retos de las revistas en acceso abierto: cantidad, calidad y sostenibilidad económica “. Hipertext.net, 10, http://www.upf.edu/hipertextnet/numero10/retosrevistasenaccesoabierto.html

Baiget, Tomàs  (2014), “Las revistas científicas ante la digitalización y la globalización”en: Revista Española de Drogodependencias, vol. 39. no. 1, 2014, p.p. 5-11

Melero, Remedios; Abad, Francisca (2008). “Revistas open access: características, modelos económicos y tendencias”. BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, 20. http://www.ub.edu/bid/20meler2.htm

 

Artículos relacionados

Melero, Remedios. “Significado del acceso abierto (open access) a las publicaciones científicas: definición, recursos copyright e impacto”. En: El profesional de la información, 2005, julio-agosto, v. 15, n. 4, pp. 255-266.

Alonso, Julio; Subirats, Imma; Martínez Conde, Mª Luisa. Informe APEI sobre

acceso abierto. Gijón: Asociación Profesional de Especialistas en Información, 2008.

http://eprints.rclis.org/15107/1/informeapeiaccesoabierto.pdf